Avanza traslado de Carcel de Mujeres de San Diego

0
131

Con la viabilidad que dio la Secretaría de Planeación respecto al uso del suelo y la visita de una delegada del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) esta semana a Cartagena, se avanza en el propósito de trasladar la Cárcel de San Diego, una de las metas establecidas en el plan de desarrollo Primero la Gente.

Con la delegada del Inpec se realizaron dos visitas: Una a la Cárcel de San Diego para que evidenciara el deteriorado estado de este centro penitenciario de mujeres y otra a la Cárcel San Sebastián de Ternera para atender las solicitudes del Director de este centro penitenciario y visitar el lote contiguo donde sería construido el pabellón anexo que sería la nueva cárcel de mujeres del Distrito.

“El Director de la Cárcel de Ternera solicitó un acceso diferente al de este centro reclusorio para evitar complicaciones al momento de las visitas e independizar los sistemas de agua, energía y alcantarillado. En la visita al lote evidenciamos que todo esto es posible y que incluso se puede acondicionar una vía alterna. Este nuevo reclusorio de mujeres tendría la capacidad de albergar el doble de internas para evitar hacinamientos en un futuro”, detalló por su parte, José Ricaurte, director de Distriseguridad.

Ricaurte advirtió que los 5 meses que quedan del año son para afinar las viabilidades, permisos técnicos y ambientales y gestionar los recursos por alrededor de los 20 mil millones de pesos que entregarían el Gobierno Nacional (50%) y los gobiernos departamental y local (50%) e incorporarlos en el año que viene, cuando empezaría la construcción.

Por lo pronto, sigue la identificación y revisión de un humedal por parte de técnicos del Establecimiento Público Ambiental (EPA). Creemos que eso no va a ser inconveniente para poder desarrollar el proyecto del pabellón anexo en la Cárcel de Ternera para la Cárcel de Mujeres.

Mientras esto sucede se busca la manera de un traslado provisional de las 150 reclusas que hay en la Cárcel de San Diego, entre sindicadas y condenadas, a un predio provisional para garantizar la seguridad y no poner en riesgo su vida y el del personal que allí labora.

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta