Caso Zuccardi: ¿Político o Jurídico?

0
343

Un polémico episodio donde presuntamente Piedad Zuccardi y sus abogados pretendían hundir a funcionarios de la Fiscalía encargados de investigar su caso, como también el sorpresivo cambio de  testimonios de paramilitares que antes estuvieron en su contra, mantiene a la senadora hoy, privada de la libertad.

Se le acusa de concierto para delinquir por su presunta cercanía, financiamiento, promoción, encabezar  y organizar grupos al margen de la ley. 

A Piedad Zuccardi de nada le ha servido en estos tres años privada de la libertad, cuestionar el papel de la Corte Suprema de Justicia, al reclamarle sus derechos fundamentales, porque en ese lapso no han aportado pruebas en su contra, lo que no le permite realizar su legítima defensa.

La defensa de Zuccardi ha pretendido que se le haga una investigación bajo los parámetros de ley, propios de un estado social de derecho, pero tampoco.

Ha manifestado descontento por violación al debido proceso, en su caso han pasado toda clase de funcionarios y personajes, pero a ella, se le niega el derecho a defenderse, como si el propósito fuera condenarla al abismo.

Dicen en Cartagena nuestros abuelos, que la justicia cojea pero llega, pero estos cojos se quedaron quien sabe dónde, y hoy, no hay pruebas contundentes que permitan la realización de un juicio y condenarla,  se dice por parte de la Corte Suprema de Justicia que existen pero hasta la fecha no se conocen.

Por este caso han pasado personas de nuestro país, tristemente célebres por sus malas conductas, en audiencia han estado Enilce López Romero, La ‘Gata’, el desmovilizado Manuel Antonio Castellanos, Alias el Chino y los condenados por parapolítica, Eleonora Pineda y Miguel Alfonso de la Espriella.

Miguel Pinedo Vidal, Juan José García Romero, y también se ordenó que se trasladen declaraciones entregadas en el marco de otros procesos de los ex jefes paramilitares Salvatore Mancuso y Diego Fernando Murillo Bejarano, alias ‘Don Berna’, Aléider García Soto alias “El Primo’, a quien la defensa a controvertido porque supuestamente aparece manifestado con su puño y letra su intención de declarar cuando, al parecer, es analfabeta, y Galo Arturo Torres, de quien la propia corte manifestó que estaba condenado por calumniar a Zuccardi.

Y todavía nada, ni siquiera con estos caballos de alto cilindraje que han desfilado por este histórico caso, y quienes tristemente hacen parte de nuestra historia, La Corte Suprema de Justicia ha logrado concretar algo, sin embargo, la senadora le apuesta y confía en que la corte suprema en su más infinita sabiduría, va a decidir en derecho, porque lo más importante es la certeza que hay en la gente, y es que, Piedad Zuccardi, nunca se reunió con paramilitares.

Entretanto los familiares y ella han estado viviendo serias dificultades desde el punto de vista de derechos fundamentales, por ejemplo, el respeto por la presunción de inocencia, para lograr su libertad.

La Corte Suprema de Justicia ejerce la única instancia en estos casos, en un tiempo la Dra. Zuccardi, le solicito que los derechos formales, fueran derechos efectivos y reales, pero ¿Cuantas limitaciones o afujías tendrá que tener o sufrir para tener esos derechos formales dadas las extrañas circunstancias de este caso?.

Para muchos Piedad Zuccardi nunca concertó, tampoco promovió, ni financio, y mucho menos encabezo, ninguna organización de tipo criminal como dijeron sus señaladores, sin embargo, en su más profunda gallardía y la elegancia que le caracteriza, manifiesto que no podía decir que en su caso hayan falsos testigos, pero que si tiene evidencias que hay testimonios tergiversados, y manipulados.

Por ejemplo alias el chino manifestó en una audiencia realizada el 17 de julio de 2013 que la magistrada le insistía e insistía con el nombre de piedad  zuccardi.

El mismo día compareció alias “never”, otro de los que presuntamente se dijo, que había tenido reunión con la Dra. Piedad Zuccardi, y este manifestó: “Yo a la doctora Piedad Zuccardi, nunca la había visto, por primera vez la estoy viendo y porque estamos aquí”, y la prensa después de eso reacciono y manifestaban que muchos parlamentarios estaban juzgados e inmersos en una situación singular, que para muchos era injusta, precisamente  por el testimonio de muchos personajes como “el Chino” y  “Never”, a los cuales se les daba mucha credibilidad por estar amparados bajo la ley de justicia y paz,  pese a que estos en su haber tenían muchísimos muertos por quienes responder.

Esos testimonios afectaban a seguidores y opositores por la confusión que producían, y todos se preguntaban, será o no culpable de lo que le acusan? y decían otros, que lo dicho por los delincuentes en las audiencias, como material probatorio no era contundente, y afloraban más interrogantes, sin embargo, la Dra. Piedad como se le conoce, insistió en no conocer a delincuentes como Ernesto Báez, ni al “Chino”, tampoco a Diego Vecino, a “Never”, ni a “Geño”, alias “el Primo” mejor dicho a ningún Paramilitar.

En audiencia realizada en Bogotá el 17 de Junio de 2013 alias Diego Vecino dijo textualmente “Concretamente yo jamás he tenido reunión, o participe, o estuve en la que haya estado la Senadora Piedad Zuccardi” ese mismo 17 de Junio compareció alias Geño y dijo lo mismo frente a todos los presentes. “no señor , yo a esa señora no la conozco”.

Y muy a pesar de las estrategias del Fiscal de la Corte Suprema de justicia, los testimonios de los paramilitares que según ella auxiliaba, lo negaron todo.

A Piedad Zuccardi no le han hecho ninguna audiencia, no le han imputado cargos, tampoco ha podido conocer las pruebas en su contra, cosa que no le ha permitido el legítimo derecho a su defensa, entonces nos preguntamos ¿será este un juicio Político o Jurídico?

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta