En ruina quedó familia después de caerse el techo de su vivienda

0
140

“Pobreza es hambre. Pobreza es falta de albergue. Pobreza es estar enfermo y no poder ver a un doctor. Pobreza es no poder ir al colegio, no saber leer, no poder hablar apropiadamente.

Pobreza es no tener un trabajo, es temer por el futuro, viviendo un día a la vez. Pobreza es perder un hijo por una enfermedad causada por la mala calidad del agua. Pobreza es impotencia, falta de representación y libertad. La Pobreza tiene muchas facetas, cambiando de un sitio a otro y a través del tiempo.”

Pobreza pero extrema es la que padece una familia del barrio Manuela Vergara de Curi, que pareciera vivir la experiencia de Job.

La situación triste y lamentable la viven una señora con dos niños de 3 y 6 años, enfermos, con hambre, calor y frío, cansados de ver cómo la gente se ha vuelto dura de corazón, indolente, con un manifiesto desamor y falta de consideración por el prójimo, ya no creen en nadie ni en nada, en sus rostros se ve el cansancio y una expresa incredulidad por la llegada de esas ayudas que tanto anhelan, por la negativa de las personas a las que les han tocado las puertas, entre estas, líderes cívicos, políticos, vecinos etc. después de tanto pedirlas, ven pese a su inocencia con mucha incertidumbre o casi  imposible esa posibilidad .

Los niños están enfermos, viven en una casa que esta en pésimas condiciones, deteriorada y por la forma frágil en que ha sido levantada o construida, en cualquier momento se puede venir abajo, el palo donde se sostenían las tejas, rotas en su mayoría, se pudrió por tanta agua que le cayo en la pasada ola invernal, esto hizo que hace algunas horas sin tener un soporte firme que lo aguantara, el techo se viniera abajo, pero por alguna razón o un propósito Dios los protege y gracias a  él, los niños estaban afuera al momento del derrumbe y no ocurrió lo único que falta.

Lo más grave entre tantas cosas malas, es que en estos momentos los dos niños tienen varicela y están recibiendo todas las inclemencias del frió de la noche por no tener ese techo siquiera en condiciones regulares que los proteja y evitarse ese sufrimiento.

Esta tragedia al igual que muchas la vive una familia en el barrio manuela Vergara de Curi manzana  5 lote 23 subiendo la Consolata, en este momento se necesitan los listones para aguantar el techo, cemento, arena para hacerles de nuevo el caballete y 18 láminas de eternit no 6 .

¿Será que no eres como los demás y tu si puedes ayudar? No recibimos dinero en efectivo.

José Manuel Pinzón cel. 312 219 4043 – 300 332 8096 – 301772 9274 – 317 225 4137 – 643 6273 – 660 9585.

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta