Por tortura a un indígena juez envió a la cárcel a tres miembros de la Policía y a un comerciante

0
67

Bogotá, 16 de mayo de 2017. La Fiscalía General de la Nación capturó a tres integrantes de la Sijín de la Policía Nacional en Inírida (Guainía) y a un comerciante de la misma ciudad capital, como posibles responsables de las torturas cometidas contra Jacobo Hernández García de la comunidad indígena El Paujil.

Los funcionarios de la Sijín capturados, Ómar Alberto Serrano Pineda, Yasmani Murillo Posada y Elkin Ricardo Echavarría Vasco, y el particular Delquis Echevarría Segovia, fueron imputados como posibles responsables de tortura agravada con circunstancias de mayor punibilidad, cargo que aceptaron ante el Juez Segundo de control de garantías de Inírida, quien les impuso medida de aseguramiento por solicitud de la Fiscalía General de la Nación.

Según la investigación de la Dirección de Fiscalía Nacional Especializada de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, los hechos se registraron en noviembre de 2012 cuando los funcionarios de la Sijín habrían empleado la tortura como método de interrogatorio contra Jacobo Hernández, para obtener su confesión respecto al oro que momentos antes había vendido en un establecimiento comercial, así como el dinero por él pagado.

Para tal efecto según, la investigación, los uniformados habrían empleado un alicate y un soplete de orfebrería, causándole heridas de quemadura en el tórax, así como compresión en las puntas de los dedos.

Aunque estas cuatro personas aceptaron cargos la Fiscalía General de la Nación continúa avanzando en la investigación con el fin de judicializar a otros posibles responsables.

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta